jueves, 13 de septiembre de 2007

La noche


La noche

Pesar de anticuados recuerdos

y humano que sin más momentos

se embarca en la soledad

estando

desierto, sin más: contento

abrigo de pocas pieles

que bregan por no enfriar

abierta

de crudos rojizos cuentos

inamovible sentimiento

enfermo y surreal

llena

sus ojos de firmamento

fugaz brillo que hieres

paciencia de semental

de penas

de muros y de lamentos

se engendran como estivales

calores y mariposas, más

mi andar

de fieltro, tejido

de angustias, fornido

sin más que no respirar.


La noche, estando abierta, llena de penas mi andar.


No hay comentarios: